Vie. May 24th, 2024

La Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad, ha recomendado a los profesionales del sistema sanitario que hagan un uso controlado de las unidades disponibles de cisplatino, un principio activo utilizado frente a varios tipos de cáncer, debido a los problemas de suministro que existen con el fármaco.

En concreto, en una nota publicada el pasado lunes, la Agencia solicita que las dosis existentes sean solo utilizadas en “los casos en los que la demora del tratamiento podría comprometer la probabilidad de curación o supervivencia global” del paciente y en aquellos en los que “las alternativas [farmacológicas disponibles] no sean adecuadas”.

Los problemas de suministro no han afectado a los pacientes que necesitan el fármaco. Sin embargo, mientras no se normaliza la situación, la AEMPS ha activado medidas como la compra de este medicamento en el extranjero y ha activado el mecanismo de solidaridad entre países europeos, un nuevo sistema creado el año pasado para mitigar los recurrentes problemas de desabastecimiento de algunos medicamentos. Las dosis disponibles son distribuidas a través del Servicio de Medicamentos en Situaciones Especiales.

El cisplatino es un principio activo indicado en cáncer de pulmón metastásico o avanzado y en cáncer de testículo, vejiga, ovario y de células escamosas de cabeza y cuello también de carácter metastásico o avanzado. La Agencia ha tomado estas decisiones junto a la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH), la Sociedad Española de Hematología y Oncología Pediátricas (SEHOP), la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR) y la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH).

Las incidencias con el suministro con el cisplatino empezaron en febrero, cuando Pfizer notificó a la AEMPS que el medicamento Cisplatino Pharmacia 1 mg/ml concentrado para solución para perfusión sufría un problema de calidad en su planta de fabricación a nivel global. Este problema, ya resuelto, ha supuesto un retraso en la liberación de lotes para su distribución.

Otro fabricante, Accord Healthcare también comunicó durante marzo que sufriría problemas de suministro en el mismo fármaco debido a restricciones en la capacidad de su planta de fabricación. Esto provocó un aumento de la demanda hacia un tercer medicamento idéntico comercializado en España, Cisplatino Hikma, al que “no ha podido hacer frente” el fabricante.

El problema se solucionará en las próximas semanas, según los propios fabricantes, motivo por el que durante las próximas semanas deberán seguirse las recomendaciones de la AEMPS para que ningún paciente que lo necesite se quede sin el tratamiento. Pfizer ha comunicado a la AEMPS que recibirá nuevas unidades a partir de mayo y junio, Accord Healthcare en junio y Hikma Farmacéutica a finales de mayo. La Agencia ha solicitado formalmente a las tres empresas que en lo posible adelanten estas fechas.

Este tipo de problemas de suministro de medicamentos se han hecho frecuentes en los últimos años en los sistemas sanitarios europeos, por lo que la Comisión Europa prepara una nueva Estrategia Farmacéutica para que aumente la capacidad de producción de medicamentos y la autonomía del continente.