Sáb. Mar 2nd, 2024

El alto representante de la UE para Política Exterior y Seguridad, Josep Borrell, ha incidido este miércoles en el Parlamento Europeo en que es momento de “construir la paz” en Oriente Próximo y empezar a mirar hacia el futuro. “Debería ser posible un debate sobre lo que está ocurriendo, superando la emoción y con la vista puesta en la construcción de la paz”, ha dicho el jefe de la diplomacia europea en el pleno de la Eurocámara, en un debate sobre Gaza, donde los eurodiputados han saludado el acuerdo de esta madrugada entre Israel y Hamás por el que el grupo islamista liberará a 50 rehenes civiles a cambio de cuatro días de tregua y la excarcelación de 150 presos palestinos. Un alto el fuego que también permitirá la entrada de ayuda humanitaria al enclave palestino, en situación catastrófica por los ataques de Israel en respuesta a los atentados de Hamás que mataron a unas 1.200 personas y en los que hubo alrededor de 240 secuestrados.

En un debate que ha mostrado las divisiones entre Estados —quienes sostienen que Israel tiene derecho a defenderse sin ambages, los que señalan que debe hacerlo según el derecho internacional y quienes hablan del doble rasero de la UE sobre las vidas palestinas—, la mayoría de los eurodiputados ha ahondado en la necesidad de avanzar en la vía de la construcción de la paz y en el impulso para la solución de dos Estados: Israel y Palestina. “La mejor garantía de paz y seguridad para Israel es la construcción del Estado de Palestina”, ha resaltado Borrell, que en los últimos días ha visitado Israel y los territorios palestinos ocupados (Ramala, la capital administrativa de Cisjordania), así como otros países de la región, como Arabia Saudí, Jordania o Baréin, para hablar sobre la situación en la zona y el futuro de Gaza. “Es muy difícil encontrar el equilibrio cuando todos atienden a su dolor y nadie quiere hablar del día después”, ha dicho.

“La tregua humanitaria alcanzada hoy debe ser el principio del fin de la guerra”, ha dicho el eurodiputado socialista portugués Pedro Marques. La eurodiputada liberal belga Hilde Vautmans, coordinadora de la Comisión de Exteriores de la Eurocámara, ha urgido a la UE a hacer más por el futuro y a avanzar en la ayuda humanitaria durante el alto el fuego acordado. “Este debe ser un primer paso hacia una reducción de la tensión que permita que llegue ayuda humanitaria más urgente a la población de Gaza”, ha dicho en el debate en el pleno. “La pesadilla humanitaria en Gaza es una llamada de atención para Europa. Hemos hablado de la solución de dos Estados sin acercarnos más a ella. La población israelí vive bajo el temor de un próximo ataque y la población palestina no ha tenido ninguna perspectiva de un futuro mejor”, ha abundado.

El eurodiputado del Partido Popular Antonio López-Isturiz ha hablado sobre el pueblo palestino como “escudo de Hamás” y ha aprovechado para criticar al Gobierno de coalición de Pedro Sánchez, formado por el PSOE y Sumar, remarcando que dos ministros del nuevo Ejecutivo votaron en contra de una resolución de la Eurocámara, que condenaba los crímenes de Hamás (Sira Rego y Ernest Urtasun). Los partidos de izquierda del Parlamento Europeo consideraron la resolución de hace un mes poco equilibrada y criticaron que no hiciera referencia clara a la protección de vidas palestinas.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

La líder de La Izquierda, Manon Aubry, ha saludado también este miércoles la tregua de cuatro días, pero ha señalado que no es suficiente y que hace falta un “alto el fuego permanente”. La francesa ha hablado de “limpieza étnica” de palestinos y ha criticado lo que considera una doble vara de medir de la UE.

El comisario para Ayuda Humanitaria y Gestión de Crisis, Janez Lenarcic, ha asegurado que la UE trabajará ahora con sus socios humanitarios en la zona para “aprovechar la pausa” para aumentar el apoyo humanitario para Gaza. “Trabajaremos con nuestros socios humanitarios para aprovechar la pausa y aumentar la ayuda en Gaza”, ha prometido en el Parlamento Europeo. El comisario ha añadido: “Hay una grave escasez en toda Gaza de todas las necesidades más básicas: alimentos, medicinas —incluidos anestésicos— y agua”. Lenarcic ha alertado: “Las instalaciones médicas están al borde del colapso o ya han cerrado y únicamente nueve de los 35 hospitales de Gaza siguen funcionando, y esto solo parcialmente”.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_