Dom. May 19th, 2024

Agentes de la Policía Nacional, en una imagen de archivo.
Agentes de la Policía Nacional, en una imagen de archivo.policía nacioanl

Dos adolescentes de 13 y 15 años que están tuteladas por la comunidad autónoma de Murcia fueron, presuntamente, coaccionadas el pasado mes de febrero para mantener relaciones sexuales con adultos a cambio de dinero y agredidas sexualmente por dos varones. La Policía Nacional detuvo de forma reciente a cuatro personas por estos hechos: dos hombres que mantuvieron relaciones sexuales con las menores y dos mujeres que instaron a las chicas a prostituirse.

Aunque las agresiones se produjeron el pasado 8 de febrero, según ha confirmado la Policía Nacional, no ha sido hasta este martes cuando ha trascendido que las menores estaban tuteladas por la comunidad autónoma. Fuentes de la Consejería de Política Social, de la que dependen los centros en los que se acoge a estos menores, han confirmado los hechos y han señalado que fue la propia administración la que “interpuso una denuncia, primeramente, ante la desaparición de las menores y segundo, por posible delito de abuso sexual”.

Según han detallado fuentes policiales, dos mujeres abordaron a las adolescentes en el barrio de San Andrés de Murcia capital, donde se ubica la estación de autobuses. Las chicas habrían llegado allí desde el municipio de Molina de Segura, a unos 10 kilómetros de la capital, donde residen. Las dos mujeres, según el relato policial, propusieron a las chicas que las acompañaran a otra localidad, Cehegín, a unos 70 kilómetros, para allí mantener relaciones sexuales con hombres a cambio de dinero.

“Superadas por las circunstancias”

Las dos menores “en un primer momento, consintieron esa propuesta” y fueron con las mujeres hasta un piso donde dos varones, ya sin su consentimiento, las agredieron sexualmente, dándoles después 20 euros a cada una de ellas. De regreso a Molina de Segura, las chicas acudieron a la comisaría, donde narraron a los agentes lo sucedido y les dijeron que “se habían visto superadas por las circunstancias”.

Tanto las dos mujeres que convencieron a las adolescentes como los dos hombres que las agredieron fueron detenidos el pasado 23 de febrero y han quedado en libertad con cargos.

Desde la Consejería de Política Social han insisto en que “desde el primer momento, se aplicaron los correspondientes protocolos de actuación ante posibles situaciones de abuso sexual”. A las menores se les ha proporcionado “apoyo y atención integral de profesionales especializados en la materia” y la prioridad de la consejería, insisten, es “velar por la recuperación de las menores y por su bienestar emocional”.

Las mismas fuentes han señalado que “se trata de un caso aislado” y no hay constancia de ningún otro episodio de este tipo. También han insistido en que los centros de protección de menores “no están configurados como centros privativos de libertad”, sino que los menores que residen en ellos pueden salir para ir a sus centros de estudios o realizar sus actividades extraescolares. Además, los fines de semana “pueden salir libremente” y deben regresar, como máximo, a las 10 de la noche.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_