Dom. May 19th, 2024

El último negocio de Donald Trump es vender Biblias patrióticas a unos 60 dólares. Incluir textos políticos en la Biblia ha levantado algunas voces de indignación entre la comunidad cristiana. Los republicanos han contraatacado acusando al presidente, Joe Biden, de celebrar el día de la visibilidad transexual, cuya fecha es el 31 de marzo, el Domingo de Pascua (este año la fecha ha coincidido). Religión y política se entrecruzan con frecuencia en Estados Unidos. En ese clima de crispación y polarización en que se ha instalado la política estadounidense, Trump ha ido esta semana un paso más allá al compartir en su red social, Truth, un vídeo en el que se ve una imagen de Biden atado de pies y manos en la trasera de una furgoneta. Los demócratas lo consideran un acto de incitación a la violencia por parte del expresidente.

En el vídeo compartido por Trump a través de Truth Social, se ve a dos camionetas con banderas y lemas de apoyo a Trump adelantando a la caravana del expresidente. El mensaje señala que el vídeo está grabado en Long Island, donde acudió el jueves al funeral de un agente de policía abatido en acto de servicio. Es en la trasera de la segunda furgoneta en la que se ve una imagen de Biden tumbado y atado de pies y manos, tratando de crear el efecto óptico de que lo está transportando en la trasera del vehículo.

Esa imagen de Biden atado de pies y manos no es nueva. Seguidores de Trump la mueven con frecuencia por las redes sociales, se venden pegatinas de la misma con ocasión de los mítines del expresidente y son varios los dueños de camionetas que han pintado la imagen en la parte trasera. Lo nuevo es que el propio Trump haya compartido la imagen.

Trump fue excluido de Twitter y de Facebook por incitar a la violencia en relación con el asalto al Capitolio del 6 de enero de 2021. Tras su expulsión, fundó Truth Social, que le ha hecho más multimillonario que nunca, al menos sobre el papel. La sociedad ha salido a Bolsa y cotiza con valor de más de 8.000 millones de dólares, aunque el expresidente no puede vender sus acciones hasta que pasen seis meses.

“Trump incita regularmente a la violencia política y es hora de que la gente se lo tome en serio, solo hay que preguntar a los policías del Capitolio que fueron atacados protegiendo nuestra democracia el 6 de enero”, dijo Michael Tyler, director de comunicación de la campaña de Biden, a propósito del vídeo publicado por el expresidente, según declaraciones recogidas por AP.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

El portavoz de la campaña de Trump, Steven Cheung, respondió: “Esa foto estaba en la parte trasera de una camioneta que circulaba por la autopista. Los demócratas y los lunáticos enloquecidos no solo han llamado a la violencia despreciable contra el presidente Trump y su familia, sino que en realidad están utilizando el sistema judicial contra él”. Trump y sus aliados repiten insistentemente sin aportar ninguna prueba al respecto que las imputaciones del expresidente son fruto de la instrumentalización de la Justicia por parte de Joe Biden.

El expresidente ha prometido “venganza” si vuelve a la Casa Blanca y ha ido extremando su discurso. Ha dicho que será “dictador” por un día si recupera el poder, se ha referido a los inmigrantes como “alimañas” que “envenenan la sangre” de los estadounidenses, una retórica con ecos de la Alemania nazi.

También provocó polémica al hablar de un “baño de sangre”, aunque en un contexto en el que parecía referirse a las supuestas consecuencias económicas de una nueva victoria de Joe Biden. “Si no salgo elegido, va a ser un baño de sangre para todo…, y eso es lo de menos. Va a ser un baño de sangre para el país”, advirtió en un mitin en Ohio a principios de mes, mientras hablaba del impacto de la deslocalización en la industria automovilística del país. En realidad, el sindicato del automóvil ha pedido el voto para Biden, que lo apoyó en la negociación del convenio colectivo más favorable que hayan firmado en décadas. El paro está en mínimos históricos y la inversión industrial se ha disparado por los incentivos públicos.

Domingo de Pascua

La difusión por parte de Trump de la imagen de Biden atado de pies y manos no ha sido la única polémica de estos días. Los republicanos han puesto el grito en el cielo por el hecho de que Joe Biden haya llamado a celebrar el día de la visibilidad de las personas transgénero, que se celebra todos los años el 31 de marzo y que en esta ocasión coincide con el Domingo de Resurrección. A eso se une que en un concurso infantil de diseño de huevos de Pascua de la Casa Blanca las bases establecen, junto a otras restricciones, una cláusula que dice: “El envío no debe incluir ningún contenido cuestionable, símbolos religiosos, temas abiertamente religiosos o declaraciones políticas partidistas”.

Joe Biden
El presidente Joe Biden y la primera dama Jill Biden, el Lunes de Pascua de 2023.Evan Vucci (AP)

“Hago un llamamiento a todos los estadounidenses para que se unan a nosotros en la defensa de las vidas y las voces de las personas transgénero en todo el país y trabajen para eliminar la violencia y la discriminación basadas en la identidad de género”, decía la proclamación por parte de Biden del día internacional de la visibilidad transexual. En paralelo, Biden ha proclamado también el 31 de marzo como día de homenaje al líder sindicalista César Chávez.

Las críticas a Biden, que es católico practicante, han estado encabezadas por el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Mike Johnson: “La Casa Blanca de Biden ha traicionado el principio central de la Pascua, que es la resurrección de Jesucristo. Prohibir la verdad y la tradición sagradas —al mismo tiempo que proclama el Domingo de Pascua como “Día de los transexuales”— es indignante y aborrecible. El pueblo estadounidense está tomando nota”, tuiteó.

Andrew Bates, portavoz de la Casa Blanca, contestó a las críticas republicanas señalando que las normas del concurso de decoración de huevos de Pascua son “directrices no partidistas que han estado en funcionamiento durante ***45 años***. Incluyendo durante la última administración”, según tuiteó.

Y con respecto a la celebración del día de la visibilidad transexual, Bates ha subrayado que se ha tratado de una coincidencia, como otras que se han dado en el pasado: “La Pascua puede caer en cualquier domingo desde finales de marzo hasta mediados de abril. Así que, básicamente, que la Pascua caiga en el Día de la Visibilidad Trans no difiere de cuando Hannukah cayó en Acción de Gracias en 2013”.

Bates dijo que los republicanos que critican a Biden “buscan dividir y debilitar al país con una retórica cruel, odiosa y deshonesta”. “Como cristiano que celebra la Pascua con la familia, el presidente Biden defiende unir a la gente y defender la dignidad y las libertades de cada estadounidense”, dijo Bates. “El presidente Biden nunca abusará de su fe con fines políticos o de lucro”, añadió, con una pulla final aparentemente dirigida a Donald Trump.

La Biblia de Trump

El expresidente de Estados Unidos se ha lanzado esta semana a vender una Biblia con la bandera de Estados Unidos en la portada a través de las redes sociales y de mensajes a sus seguidores. “¡Feliz Semana Santa!”, dijo Trump en las redes sociales. “Mientras nos adentramos en el Viernes Santo y la Pascua, os animo a conseguir una copia de la Biblia Dios bendiga a América”, añadió.

La edición incluye copias de la Constitución de Estados Unidos, la Declaración de Derechos, la Declaración de Independencia y el Juramento de Lealtad, así como un estribillo manuscrito de la canción Dios bendiga a América, del cantante country Lee Greenwood.

Trump vende esa edición de la Biblia, que incluye textos políticos, por 59,99 dólares más impuestos. “Hacer América grande de nuevo es nuestra religión”, dice Trump en el vídeo publicado originalmente en Truth Social y replicado en X. “Estoy orgulloso de respaldar y animaros a comprar esta Biblia. Debemos hacer que América rece de nuevo”, señala en un juego de palabras con su lema político.

La iniciativa de Trump ha recibido críticas desde algunos círculos cristianos en las redes sociales. “Es un cristianismo en bancarrota el que ve a un demagogo cooptando nuestra fe e incluso nuestras sagradas escrituras en aras de su propia búsqueda de poder y le alaba por ello en lugar de insistir en que nos neguemos a permitir que nuestra fe sagrada y nuestras escrituras se conviertan en portavoz de un imperio”, escribió el reverendo Benjamin Cremer. El pastor Jason Cornwall lo ve como una violación de los 10 Mandamientos.

Trump ha usado su imagen para vender zapatillas deportivas, gorras, cromos, camisetas y hasta archivos digitales (NFT). La información de la página web de la empresa que vende las Biblias señala que los fondos no irán a parar a la campaña de Trump. Sin embargo, admite que el uso del nombre y la imagen de Trump están bajo “licencia pagada de CIC Ventures LLC”, una empresa del expresidente. Lo que ha hecho Trump, en definitiva, es servir de modelo en un anuncio pagado.

Siga toda la información de las elecciones en Estados Unidos en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_