Sáb. Mar 2nd, 2024

Las autoridades rusas que ocupan la ciudad ucrania de Donetsk han informado este domingo de que 25 personas han fallecido en un ataque del ejército ucranio. También han resultado heridas 20 personas que se encontraban en un mercado de esta capital de provincia anexionada ilegalmente por Rusia en 2022, según las mismas fuentes. La ciudad se sitúa al este del país y a menos de 15 kilómetros del frente de guerra.

Denis Pushilin, gobernador impuesto por Moscú en los territorios de Donetsk anexionados, ha asegurado que el ataque se produjo con artillería, tanto de calibre 152 milímetros (de origen soviético), como de 155 milímetros, la que utilizan los obuses suministrados por la OTAN. La versión de Pushilin difiere de la difundida por el Ministerio de Exteriores ruso. Este emitió un comunicado en el que acusó a Kiev de “llevar a cabo un ataque deliberado con sistemas lanzamisiles múltiples contra el mercado y las tiendas del barrio Tekstilshchik”. Según la versión de Moscú, el ataque fue lanzado desde Avdiivka, “todavía bajo control de las Fuerzas Armadas de Ucrania, utilizando armas suministradas por Occidente”. Pushilin, en cambio, afirmó que la artillería ucrania disparó desde otros pueblos en el frente, Kurajovke y Krasnogorovke. Desde los tres municipios puede alcanzarse Donetsk con obuses.

Rusia está forzando un lento retroceso de las tropas ucranias en este sector del frente, sobre todo en su asedio a Avdiivka, con el objetivo de tomar en el futuro el pleno control de la provincia de Donetsk, pero también para asegurar su dominio de la capital, uno de los centros mineros más importantes de Europa.

Guerra de Rusia en Ucrania
Una mujer pasa junto al cuerpo cubierto de una víctima de un ataque este domingo en la ciudad ocupada de Donetsk.Alexei Alexandrov

Ni las Fuerzas Armadas de Ucrania ni el Gobierno ni la oficina del presidente, Volodímir Zelenski, han reaccionado oficialmente a la información difundida por el invasor. Agencias internacionales y diferentes medios rusos han publicado imágenes en las que pueden verse una docena de cadáveres, además de heridos.

Rusia ha solicitado una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU este 22 de enero con la participación de su ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov. “Todo esto confirma una vez más la implicación —occidental— directa en el conflicto y le hace cómplice de los actos criminales del régimen de Zelenski”, agregó el Ministerio de Exteriores ruso tras advertir: “Todos los involucrados en este y otros ataques terroristas en nuestro suelo sufrirán un castigo inevitable”.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

Rusia asevera que el bombardeo de este domingo en Donetsk refuerza su determinación para culminar su invasión contra Ucrania lanzada el 24 de febrero de 2022. “Es obvia la necesidad de cumplir todas las metas y objetivos de la operación militar especial. No deben existir amenazas a nuestra seguridad ni actos de terrorismo desde el territorio de Ucrania”, culminaba el comunicado de Moscú. La fuerza aérea rusa castigó entre el 1 y 2 de enero a varias ciudades ucranias con decenas de misiles y drones bomba. El operativo fue anticipado por el Ministerio de Defensa ruso como represalia a los bombardeos ucranios del 30 de diciembre en ciudades rusas y que provocaron, según la versión oficial, una treintena de muertes civiles.

Según un informe de este enero de la Oficina Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, desde el inicio de la invasión se han confirmado en Ucrania 29.330 bajas civiles (entre heridos y muertos). De estas, un 18% se han producido en los territorios ocupados por Rusia, es decir, por fuego ucranio.

La ciudad de Donetsk se encuentra desde 2014 bajo control de las fuerzas separatistas prorrusas. Rusia se anexionó por las armas este territorio en septiembre de 2022, sin que la comunidad internacional reconozca su soberanía. Donetsk sufre bombardeos desde 2014, desde la anterior guerra en la región de Donbás, que se han incrementado durante el actual conflicto. El diario Moscow Times ha recordado que el precedente más sangriento en Donetsk se produjo en marzo de 2022, cuando las fuerzas ocupantes denunciaron un bombardeo ucranio con 21 fallecidos. La ONU rebajó el número de muertos a 15. Pushilin también aseguró que en la pasada Nochevieja la artillería ucrania provocó en la ciudad la muerte de cuatro personas, además de 13 heridos.

La reciente matanza de civiles más sangrienta en Ucrania se produjo el pasado octubre, cuando un misil ruso terminó con la vida de 52 personas reunidas en un funeral en la provincia de Járkov, en el este del país.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_