Vie. May 24th, 2024

Richard Slayman, sentado, con el equipo del Hospital General de Massachusetts antes de volver a casa el pasado abril.
Richard Slayman, sentado, con el equipo del Hospital General de Massachusetts antes de volver a casa el pasado abril.MGH

Richard Slayman, la primera persona trasplantada con un riñón de cerdo modificado genéticamente, ha muerto a los 62 años, casi dos meses después de someterse al xenotrasplante, la utilización de células, tejidos u órganos de animales para implantarlos en un receptor humano. El Hospital General de Massachusetts y la familia de Salyman han comunicado el fallecimiento este pasado sábado, aunque el centro médico afirma carecer de indicios de que este haya sido a causa del trasplante.

El deceso ha frustrado las previsiones del equipo médico, que esperaba que el xenotrasplante podría funcionar durante dos años. Slayman, nacido en Weymouth, Massachusetts, fue la primera persona viva en someterse al procedimiento, fracasado en otras ocasiones porque el sistema inmunológico humano destruye el tejido animal extraño. De hecho, la técnica se ensayó previamente en dos personas con corazones de cerdo y con un resultado similar.

David Bennett vivió, dos meses con un corazón de cerdo genéticamente alterado en su pecho y murió en marzo de 2022. Lawrence Faucette, de 58 años, falleció en noviembre pasado después de haber recibido en septiembre un trasplante de similares características. Ambos sufrían una dolencia cardiaca terminal y se pusieron en manos del Centro Médico de la Universidad de Maryland, en Baltimore

Slayman había recibido un riñón humano hace seis años, pero fue rechazado por su organismo y tuvo que someterse a diálisis frecuentes. Fue entonces cuando el paciente aceptó la propuesta de recibir el órgano de un cerdo modificado genéticamente.

“Estoy emocionado de volver a pasar tiempo con mi familia, amigos y seres queridos sin la carga de la diálisis que ha afectado mi calidad de vida durante muchos años. El día de hoy es un nuevo comienzo no solo para mí, sino también para ellos”, afirmó Slayman el pasado abril, tras recibir el permiso para seguir la evolución en casa y en referencia a los pacientes que dependen de un trasplante.

En un comunicado, la familia de Slayman ha agradecido la labor de los médicos: “Sus enormes esfuerzos al liderar el xenotrasplante le dieron a nuestra familia siete semanas más con Rick [Richard] y los recuerdos creados durante ese tiempo permanecerán en nuestras mentes y corazones”.

Igualmente han destacado el valor de Slayman para afrontar la novedosa propuesta terapéutica para avanzar en una solución para miles de pacientes. “Rick logró ese objetivo y su esperanza y optimismo perdurarán para siempre”, asegura el texto de su familia.

A 31 de diciembre de 2023, la lista de espera para recibir un órgano en España se situaba en 4.790 pacientes, 75 de ellos niños. La cifra es similar a la de 2022, que cerró con 4.746 personas en lista de espera.

El pasado año se realizaron en España 3.688 trasplantes renales (8% más que el año anterior), 1.262 hepáticos (+9%), 479 pulmonares (+15%), 325 cardíacos (+5%), 100 de páncreas (+9%) y 7 intestinales (+75%).

Puedes seguir a MATERIA en Facebook, X e Instagram, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.