Vie. May 24th, 2024

El estadounidense Daniel C. Dennett, uno de los filósofos más leídos y discutidos en su país, falleció este viernes en Portland (Maine) a los 82 años por complicaciones de una enfermedad pulmonar, según confirmó su esposa, Susan Bell Dennett, a la prensa.

Su dilatada trayectoria deja más de 20 libros, algunos de ellos éxitos de ventas como Tipos de mente: hacia una comprensión de la conciencia (Debate, 2000), en los que se enfocó en diversos ámbitos como la conciencia, el libre albedrío, la religión y la biología evolutiva.

“No existe ciencia sin filosofía, solo existe ciencia cuyo bagaje filosófico se acepta sin discusión”, defendía Dennett en el libro La peligrosa idea de Darwin: la evolución y el significados de la vida (Galaxia Gutenberg, 2000), que le costó acalorados enfrentamientos con otros pensadores.

Dennett trató de explicar el desarrollo del cerebro en términos de la evolución de los seres humanos a partir de otras formas de vida animal durante toda la década de los noventa. En 1991 ya expresó que la conciencia solo podía entenderse mediante la comprensión de la fisiología del cerebro, que él veía como una especie de “superordenador”.

Posteriormente, la religión sería uno de sus grandes campos de estudio. El autor, abiertamente ateo, publicó una investigación junto a su colega Linda LaScola, titulada Caught in the Pulpit: Leaving Belief Behind (Atrapado en el púlpito: dejando atrás la creencia, 2013), en la que entrevistaba a decenas de clérigos que revelaban su escepticismo, pero consideraban que su labor proporcionaba consuelo a los fieles.

Con su reciente publicación, unas memorias tituladas I’ve Been Thinking (He estado pensando), quiso dejar constancia de que lo verdaderamente emocionante “es la magia de la vida como evolución, la magia de nuestro cerebro evolucionando entre nuestras orejas”, según confesó a finales de 2023 a The New York Times. Por eso, “no se necesitan los milagros, solo entender el mundo tal y como verdaderamente es”.

Hijo de un historiador y diplomático y de una profesora dedicada a la edición, Dennett parecía destinado desde el principio al mundo académico. Se licenció en Filosofía en la Universidad de Harvard, y se doctoró en la de Oxford con una tesis rompedora, Contenido y conciencia (Gedisa, 1996), obra con varias ediciones revisadas, traducida a numerosos idiomas. Su curiosidad le llevó también, desde muy joven, a probar infinidad de actividades. Practicó el dibujo, la escultura, fue pianista de jazz, hábil navegante, ingeniero de computación y conferenciante de éxito. Casado y padre de dos hijos adoptivos que le dieron cinco nietos, gestionó con su mujer durante muchos años una granja en el Estado de Maine.

Sus obras incluso contaron con adaptaciones musicales. Es el caso de Mind Out of Matter (2014), en la que se involucró el ingenioso compositor estadounidense Scott Johnson, conocido por combinar melodías con discursos de distintas cadencias y timbres.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.

Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal

RECÍBELO