Lun. Abr 22nd, 2024

El diestro José Antonio Morante de la Puebla no pasará finalmente por el quirófano para ser intervenido de la lesión que sufrió en su mano derecha, y ya ha finalizado el duro y largo proceso de rehabilitación al que lo ha sometido el equipo médico del club de fútbol Sporting de Lisboa en la capital portuguesa.

Morante ya está de vuelta en La Puebla, donde el pasado sábado se probó ante una becerra en la plaza que posee en la hacienda donde vive, y ha mantenido un primer encuentro casual e informal con el empresario de La Maestranza, Ramón Valencia, en un bar cercano a la plaza sevillana.

Los médicos que han atendido al torero han descartado que deba ser intervenido quirúrgicamente, y le han recomendado que no retome los entrenamientos hasta dentro de un mes o mes y medio, pero que incremente cada semana los ejercicios recomendados.

Esta decisión coincide con el deseo del torero, muy preocupado en un principio por los cuatro meses de recuperación a los que le hubiera obligado la intervención, sin certeza absoluta de la funcionalidad total en la muñeca y la inseguridad de comenzar la temporada próxima en plenitud de facultades físicas.

Morante de la Puebla decidió cortar de manera definitiva la temporada el pasado 29 de septiembre al resentirse de las molestias en la corrida que lidió esa tarde en la Feria de San Miguel de Sevilla.

El torero sufría una rotura de fibrocartílago triangular y lesión del ligamento escafo-semilunar de la muñeca derecha a raíz de dos percances, el primero el 24 de junio en Badajoz, y, dos días más tarde, el segundo en la localidad portuguesa de Vila Franca de Xira. Estos contratiempos le obligaron a cancelar sus contratos en dos ocasiones, hasta la suspensión definitiva, que le impidió volver a Sevilla y no hacer el paseíllo en Valencia, Madrid y Zaragoza.

Desde el primer momento, se planteó la posibilidad de que Morante tuviera que pasar por el quirófano, y así se lo recomendaron los especialistas a los que acudió, hasta que la intervención del equipo médico del club de fútbol lisboeta cambió radicalmente los planes.

Hasta ahora, parece que el tratamiento de los médicos portugueses ha surtido su efecto, y el torero se encuentra muy animado ante la próxima temporada, que pretende que sea similar a la de este año en el número de festejos, en torno a los 40.

El pasado viernes, el torero y su apoderado ya mantuvieron un primer encuentro informal con el empresario sevillano, y quedaron en reunirse de nuevo en un plazo de quince días para cerrar la participación de Morante en el abono maestrante.

Respecto a la cuadrilla del torero, parece que solo se confirma la salida de Juan José Trujillo, que se une a José María Manzanares, y no la de Antonio Jiménez ‘Lili’, que permanecerá junto a Morante una temporada más.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.

Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal

RECÍBELO