Mar. Abr 23rd, 2024

La conquista de la ciudad ucrania de Avdiivka, en la periferia de Donetsk, se había convertido en una obsesión para los rusos desde que desataron la guerra de Donbás en 2014. El conocido bloguero especializado en asuntos bélicos Andréi Morózov, apodado Murz, pasó los últimos 10 años en ese frente como miliciano prorruso y como reportero. Ultranacionalista y crítico con el alto mando ruso, contó en su canal de Telegram que arrebatar la ciudad a Kiev costó al Kremlin miles de vidas desde octubre hasta su toma definitiva la pasada semana. Las autoridades le obligaron a borrar la publicación. Este miércoles se ha sabido que Murz ha muerto, según han anunciado otros blogueros ultranacionalistas rusos y ha confirmado el presidente de la Cámara Pública [un órgano consultivo] de la autoproclamada República Popular de Donetsk, Alexánder Kofman. En la mañana del miércoles apareció otro mensaje en su canal en el que insinuaba que iba a suicidarse. “En el código samurái del Bushido estaba escrito, entre otras cosas: ‘A menudo la venganza consiste en irrumpir en la casa del enemigo y morir”.

En el mensaje que supuestamente Murz publicó en su Telegram, este culpaba de su muerte a las presiones de los altos mandos rusos y de los ataques en televisión de uno de los jefes de la propaganda rusa, Vladímir Soloviov, tras poner cifras a la conquista de Avdiivka desde octubre. Una fuente anónima del bloguero que no ha sido verificada dio cifras: “16.000 pérdidas irreparables de nuestro lado —Rusia— y unos 300 vehículos blindados destruidos”, mientras que el ejército ucranio perdió como mucho un tercio de esas bajas, según sus cálculos; entre 5.000 y 7.000 combatientes “en el mejor de los casos”. Además, apuntó a que los ucranios habrían logrado completar una retirada exitosa sin ser cercados.

“Hoy, camarada coronel, me he visto obligado a borrar la publicación por orden suya”, escribió Murz al superior con el que estaba en el frente. “Tu mando te obligó a dar esta orden, confiando en la vieja responsabilidad colectiva del ejército. ‘Si no lo elimina, no proporcionaremos suministros, munición, helicópteros, nuevos tanques y transportes de infantería’ —continuaba Murz—. Y tu mando fue obligado a hacer esto por prostitutas políticas encabezadas por Vladímir Soloviov, que se orinan encima con la idea de venir y apretar el gatillo. Bueno, lo haré yo mismo. Me pegaré un tiro si nadie se atreve a encargarse de este asunto tan insignificante. Y te darán tanques y helicópteros”, anunció. Según el abogado Maxim Pashkov, que asegura que este martes habló con Morózov, el bloguero militar se suicidó “al pegarse un tiro”.

Quejas de los soldados

El bloguero publicó las quejas de los soldados de un regimiento de fusileros contra sus mandos tras haber sido “reducido prácticamente a cero”, como otros regimientos de tanques. “Pero eso ni siquiera es lo peor. Si como resultado de todo esto y de los resultados de [la ofensiva] de Marinka se hubiera abierto una causa penal importante, no habría sido tan malo”, lamentaba Murz tras señalar en la publicación borrada que finalmente se desestimó investigar nada.

Los datos del bloguero no han sido contrastados y, probablemente, pasarán años antes de conocerse las cifras reales. El Ministerio de Defensa ruso no publica un dato oficial de bajas desde septiembre de 2022 —y ya era sensiblemente inferior al mar de esquelas publicadas en el país—, mientras que el comandante ucranio encargado de defender la ciudad, Alexánder Tarnavski, estimó que unos 47.000 rusos perdieron la vida en esa ofensiva.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

El canal de Telegram de Murz, Nos escriben desde Ioánina, tenía más de 100.000 seguidores y era conocido en los sectores rusos favorables a la guerra. Además, era uno de los aliados del excoronel del Servicio Federal de Seguridad (FSB) Ígor Strelkov, uno de los comandantes rusos que desataron la guerra del este de Ucrania en 2014. El Kremlin, harto de sus críticas contra la dirección de la guerra desde que comenzó la invasión a gran escala de Ucrania en 2022, condenó a Strelkov a cuatro años de cárcel el pasado mes de enero.

La conquista de Avdiivka ha sido el mayor avance ruso en el frente desde la toma de Bajmut, también en la región de Donetsk, en abril de 2023. Un día antes del supuesto suicidio de Murz, el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, se reunió con el presidente Vladímir Putin para escenificar la importancia de esta batalla un mes antes de las elecciones presidenciales del próximo 17 de marzo.

“La operación de Avdiivka se incluirá en los libros de Historia y se estudiará en las instituciones de educación superior del Ministerio de Defensa ruso”, manifestó Shoigú a Putin tras aseverar que las fuerzas ucranias se retiraron en una “huida incontrolada de la ciudad”. “El Estado Mayor logró llevar a cabo la operación para capturar Avdiivka con pérdidas mínimas”, enfatizó el ministro de Defensa.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_